sietediasalhama.com

VÍD. Mercedes Navarro hizo historia sin ser consciente de ello

Entrevistamos a Mercedes Navarro la primera mujer policía local de Alhama que desde hace unos días está oficialmente jubilada. Reflexiona sobre cómo ha evolucionado el Cuerpo en estos casi 40 años, qué se encontró, qué deja y qué hará a partir de ahora

Por Redacción
x
sietediasalhamagmailcom/15/15/21
sietediasalhama.com
lunes 27 de septiembre de 2021, 23:40h

No quería ser policía local, pero cuando aprobó las oposiciones sin plaza se fue a casa llorando. Estaba preparándose las oposiciones para auxiliar administrativo del Ayuntamiento de Alhama cuando decidió presentarse a las de Policía Municipal “porque salieron antes”.

A los pocos días de aprobar, el concejal de Policía de entonces, allá por el año 1983, le dijo que necesitaban personal y la contrataron.

Fue la primera agente de la Policía Municipal de Alhama, pero no era consciente de que estaba haciendo historia.

Entrevistamos a Mercedes Navarro unos días después de que se haya hecho oficial su jubilación. Fue en un pequeño pero emocionante acto en el salón de plenos del Ayuntamiento de Alhama.

Acudió con el uniforme que estrenó hace 38 años. Una camisa azul, una falda-pantalón y unos zapatos con un poco de tacón. “Ahora el uniforme es más cómodo”, asegura.

Sin embargo, su primer turno fue de noche y lo hizo en vaqueros y con una chaqueta azul marino que le prestaron sus veteranos compañeros.

Ser la primera mujer en el Cuerpo no ha sido motivo para ser tratada de forma diferente ni por parte de sus compañeros ni por parte de la Corporación. “Al revés, te exigían más si cabe. Más bien era la gente en la calle la que se extrañaba de ver a una mujer policía”, apostilla.

Primeros pasos en la Policía

“Al principio era muy tajante, muy severa. Era la que más multas ponía y ahí están las estadísticas”, recuerda Navarro.

En las casi cuatro décadas que ha estado al servicio de los alhameños, Mercedes Navarro observa un cambio en el Cuerpo casi tanto como ha cambiado Alhama. Subraya que ser agente de la Policía Local exige estar siempre adaptándote a los cambios tanto en la legislación como en la propia sociedad.

Los delitos suelen ser casi los mismos, pero Navarro destaca que ahora hay más droga que antes. Se muestra muy preocupada por el aumento del consumo de drogas y alcohol por parte de los jóvenes y alaba la labor de policía-tutor en esta materia en los institutos.

Y es que los nuevos tiempos exigen cualidades adicionales a los agentes. Todos los años se realizan diversas formaciones no solamente para reciclaje normativo sino también en el trabajo de las habilidades sociales. “Hay que tener empatía y psicología porque la gente tiene unos problemas que antes no se tenían”, precisa.

Navarro recuerda que hace casi 40 años el policía municipal era el policía de barrio, muy pegada a los vecinos y sus problemas. Ahora la percepción de la policía ha cambiado. Esa cercanía se ha ido perdiendo por el tiempo, explica, porque muchos de los agentes no son de Alhama, viven fuera y no son tan conocidos “de toda la vida” por los vecinos. Pero subraya su inteligencia y las ganas de trabajar.

Momentos desagradables

A lo largo de una dilatada trayectoria profesional existen numerosas intervenciones y anécdotas que quedan grabadas en la mente. A Navarro no le gusta recordar esos malos momentos: “No merece la pena y no beneficia a nadie”. Pero recuerda una visita al domicilio de una señora, conocida en el municipio por enseñar a tocar la guitarra, y que tras enfermar tuvo que ir a visitarla a su casa donde vivía sola porque no tenía familia.

La pandemia también ha sido parte de esos malos momentos en activo. Estos dos últimos años no han sido fáciles y fueron especialmente duros en los primeros meses de la pandemia.Navarro recuerda salir a trabajar día a día “intentando llegar a todo el mundo que lo necesitase, personas mayores que no tenían mascarilla y tenían que ir al médico y no sabían qué hacer…”, pero se queda con lo positivo: la solidaridad del pueblo de Alhama.

Lo mejor de lo mejor

Desde el año 94, Mercedes Navarro se ha dedicado a enseñar a generaciones de alhameños Educación Vial en el Parque de Tráfico, que ahora ya es Centro de Educación Vial.

Sonríe al recordar que hay ex alumnos suyos que le han llevado a sus hijos al Parque Infantil de Tráfico. Esta faceta de su trabajo le saca una inmensa sonrisa detrás de la mascarilla. “Los niños son maravillosos”.

“Todos los chavales querían aprender a montar en bici y a montar en el kart que es lo que más les gusta”, recuerda.

“Aunque fueran a jugar, al final se les quedaba algo”, confía Navarro. “Hicimos un programa de Educación Vial muy completo. Desde los 4 años hasta 2º de ESO. Los colegios lo han agradecido y algunos accidentes de tráfico habremos evitado. Con eso me quedo”.

A causa de la pandemia el programa de Educación Vial se ha suspendido, pero todo apunta a que este curso vuelve a ponerse en marcha aunque para unos pocos cursos. Al equipo se incorpora el policía-tutor para seguir enseñando a los niños de Alhama Educación Vial.

Reconocimientos y premios

Hace unos años Mercedes Navarro recibió el Premio Violeta en reconocimiento a su trayectoria profesional y, nuevamente, por ser la primera mujer policía en Alhama. Recuerda esos momentos con mucha emotividad porque fue un premio concedido por las asociaciones de mujeres del municipio y “nunca pensé que me iban a dar un premio”.

La conciliación de la vida familiar y laboral no ha sido un camino fácil. “Mi marido ha sido el que más me ha echado de menos”, explica, especialmente en esos turnos en los que entraba a trabajar a las seis de la mañana y no regresaba a casa hasta las diez de la noche.

Deseos y planes

Aunque ahora ambos tendrán más tiempo para pasar juntos.

Navarro ya ha decidido que este año será para descansar y el próximo año será para hacer planes y proyectos que tiene en mente.

Por lo pronto, su rutina diaria consiste en levantarse temprano, hacer deporte, hacer manualidades y cuidar de sus plantas y piensa aprovechar el tiempo para disfrutar de su familia y amigos.

Entre los planes que tiene en mente está hacer parte del Camino de Santiago y dedicarse a seguir ayudando a los demás a través del voluntariado en alguna asociación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios