sietediasalhama.com
Injustificada lentitud del Gobierno regional en la vacunación
Ampliar

Injustificada lentitud del Gobierno regional en la vacunación

La salud de los murcianos exige que se incrementen las dotaciones de personal sanitario para acelerar las inyecciones y hacer frente a la tercera ola sin desatender a los pacientes de otras patologías

Afortunadamente ya tenemos vacuna contra la Covid-19, pero lamentablemente todavía no la tenemos contra la mentira y el cinismo. Hay un viejo refrán castellano que dice que hay quien está dispuesto a quedarse tuerto con tal de ver al otro ciego.

Tal parece ser el caso de los dirigentes de la derecha española, que en su afán por intentar desprestigiar al Gobierno de España al más puro estilo ‘trumpista’ (Donald Trump) no dudan en jugar con la salud y la vida de los españoles en algo tan serio e importante como es la vacunación contra el coronavirus, utilizando para ello a las comunidades autónomas donde gobiernan. De tal manera que los presidentes de algunas regiones, incluidas la murciana, en lugar de preocuparse por que las vacunas que ha puesto a su disposición el Gobierno de Pedro Sánchez lleguen a todos los vecinos con la mayor celeridad posible, se están convirtiendo en meros títeres al servicio de oscuros intereses partidistas, de tal forma que vienen a representar justo lo contrario de lo que juraron y de lo que las españolas y los españoles necesitamos en estos difíciles momentos.

Si no fuese por lo preocupante de la situación, casi podrían sonar a chiste las declaraciones de una diputada regional del PP poniendo al Gobierno de López Miras como ejemplo de excelente gestión y afirmando que el Ejecutivo murciano “ha afrontado la crisis sanitaria con anticipación, previsión y valentía”, todo ello evidentemente seguido de la habitual cantaleta contra el Gobierno de España. Lo más lamentable -por no decir otra cosa- de las palabras de la diputada es que ha venido a pronunciarlas justo el día en que los contagios en la Región se han disparado de forma alarmante.

Lo cierto es que, a pesar de las soflamas de los dirigentes de la derecha, resulta preocupante y no es de recibo que el Gobierno de España haya realizado un gran esfuerzo, anticipando al máximo la compra y distribución de las vacunas, y que los gobiernos regionales de las derechas estén actuando con una poco disimulada lentitud.

Ante esta situación, una ya no sabe si pensar que lo están haciendo deliberadamente y de forma calculada para intentar culpar al Ejecutivo central o tal vez para justificar la privatización de la vacunación para que algunos de sus ‘amigos’ sigan haciendo negocio con la salud de todos. Ya no sé cuál de las dos razones es más perversa, pero sea cual sea el motivo de esta lentitud en la administración de la vacuna, resulta inaceptable.

Por todo ello, el Grupo Parlamentario Socialista ha solicitado la comparecencia del consejero de Salud en la Asamblea Regional para que informe sobre el ritmo de vacunación de la Covid-19 que se está llevando a cabo en nuestra Comunidad Autónoma, así como del protocolo y la estrategia que se está siguiendo.

Los socialistas consideramos que es imprescindible que el consejero dé todas las explicaciones sobre las inyecciones se ponen diariamente, las dosis que se reciben del Ministerio de Sanidad, el protocolo a seguir, la estrategia de vacunación con el calendario previsto, la población receptora, los centros donde se llevará a cabo y el profesional sanitario que las administra. Y es que resulta inasumible que comunidades como Asturias hayan administrado ya el ochenta por ciento de las vacunas que el Gobierno de España puso a su disposición, mientras en nuestra Región no llegan al cuarenta por ciento las dosis aplicadas.

Como bien ha dicho el secretario general del PSRM-PSOE, Diego Conesa, si el Gobierno regional de verdad está preocupado por la salud de las murcianas y los murcianos tiene que hacer efectivo de manera inmediata el acuerdo adoptado en la Asamblea Regional sobre aumentar las plazas de personal sanitario para acometer el proceso de vacunación y atender a las necesidades que se están incrementando con la llegada de la tercera ola, ello sin desatender al resto de pacientes de otras enfermedades.

Pero mucho me temo que los dirigentes de la derecha están más preocupados por el negocio de unos pocos que por la salud de todos, lo que nos pone en peligro por su incapacidad para actuar cuando más se necesita.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios