sietediasalhama.com
Sus dos 'amigos' intentan involucrarle en robos en furgonetas
Ampliar

Sus dos 'amigos' intentan involucrarle en robos en furgonetas

Tres años después, la Audiencia Provincial, al igual que el fiscal, considera "meras sospechas" las acusaciones contra el investigado realizadas por sus 'amigos' ante la Policía

Son las 4:10 horas de la madrugada del 16 de junio de 2015. Un vehículo de la Guardia Civil patrulla por Alhama. Al llegar a la calle Miguel Ángel Blanco, los agentes observan algo sospechoso. Una furgoneta Volkswagen Caddy de color blanco y con rotulaciones de una clínica veterinaria tiene abierta la puerta trasera. En el interior del vehículo hay un individuo que no resulta desconocido para los guardias civiles. Al percatarse de la presencia de la Benemérita, el sospechoso se da a la fuga sin que los agentes consigan atrapalo. Sin embargo, en su repentina huida ha perdido una zapatilla, como en el famoso cuento.

Horas más tarde, es detectado un vehículo de similares características al anterior. Se trata de otra furgoneta cuya cerradura ha sido forzada. Al registrar su interior, los agentes encuentran una cartera que contiene una tarjeta sanitaria. Si titular es el hermano del individuo que horas antes había escapado a la carrera perdiendo una zapatilla.

Una vez detenidos y llevados a dependencias policiales, el sospechoso del primer robo que huyó de la Guardia Civil asegura que no tiene nada que ver con los robos. Explica que reside con su hermano y otros individuos en una vivienda ubicada en la parte baja de la falda del Castillo. Declara que esa noche se quedó en casa mientras que sí salieron su hermano y un amigo que residía con ellos, el mismo al que luego ambos tratan de involucrar en los robos. Afirma que su hermano regresó sin una zapatilla y que su amigo llegó lesionado en la rodilla. "Este último al día siguiente dijo en la casa que lo había perseguido la Policía", según declaró a los agentees este primer detenido.

En la misma línea, el otro hermano, el titular de la tarjeta sanitaria, se declara autor del primer robo, tratando de exculpar así a su hermano. Asegura que la noche de los hechos le acompañaba su amigo, al que ambos hermanos involucran en los robos. Afirma que los dos estaban juntos cuando encontraron abierta una furgoneta con material veterianario en su interior. Al percatarse de la presencia de la Guardia Civil, salieron corriendo. Y en la huida perdió una zapatilla, además de la cartera con su tarjeta sanitaria que luego fue localizada en el otro vehículo robado. Este segundo detenido reconoció como suya la cartera y declaró que se la había quitado su amigo "cuando salió corriendo y que no lo denunció porque le daba igual".

Ambos hermanos realizan esas acusaciones en sede policial, pero luego no las ratifican ante el juez "y no aparecen corroboradas por elemento externo alguno", explican los magistrados de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial. En su opinión, resulta "inverosimil" que el amigo quitase la cartera a uno de los hermanos, que salgan juntos por la noche y que ese mismo día la deje olvidada o se le caiga al internarse en una furgoneta para robar.

Por el contrario, el supuesto amigo de los dos hermanos asegura que conoce a ambos "de oídas y que no se junta con ellos". Cree que le han querido implicar en los robos porque uno de los hermanos le había robado el teléfono a su novia.

En opinión de los magistrados, "los indicios de criminalidad" contra el 'amigo' se resumen en las declaraciones de los dos hermanos en sede policial implicándole en los dos robos.

Dichos indicios, afirman la Audiencia Provincial, "carecen de la suficiente solidez" y no superan "las meras sospechas". Por lo tanto, el pasado mes de septiembre, más de tres años después de los hechos, los magistrados acordaron el sobreseimiento provisional de la causa y su archivo respecto a este investigado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Siete Días Alhama

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.