sietediasalhama.com

Sostenella y no enmendalla

Un hidalgo que desenvaina la espada debe sostenerla hasta el final. Probablemente no haya nada más español que eso y, desde luego, no se puede acusar al equipo de gobierno municipal de lo contrario. Que sí, que hay una versión más vulgar que habla de un tonto y una senda

Sostenella y no enmendalla
Un hidalgo que desenvaina la espada debe sostenerla hasta el final. Probablemente no haya nada más español que eso y, desde luego, no se puede acusar al equipo de gobierno municipal de lo contrario. (Que sí, que hay una versión más vulgar que habla de un tonto y una senda, pero vamos a atenernos a los clásicos que seguro que nuestros ilustres concejales han leído Las Mocedades del Cid).

Si uno empieza a rumiar, en el presente cercano, el ejemplo que primero le viene a la mente, quizá mediado por la cercanía de lo del 25N, fue lo mal que se portaron con María Cánovas con motivo de su maternidad y las justificaciones y recontrajustificaciones que lanzaron luego para evitar, asumir el error y pedir perdón como si fueran personas. Uno no puede pensar otra cosa que “qué necesidad”.

Luego ya, van apareciendo otros episodios como el que comenté en una columna por aquí mismo de “Evarista la socialista” y su desfachatez al afirmar por escrito que no había espacios municipales sin utilizar, falsedad que quedó de manifiesto en el Pleno pasado por boca de su compañera María José, la munícipe de Cultura. Si no vieron el pleno del martes, yo se lo recomiendo. Fueron seis horas y media de pleno, pero viéndolo a posteriori por Youtube, que se puede uno saltar las plastas que sueltan algunos concejales socialistas, se hace ameno e instructivo.

Lo de María, lo de los espacios municipales, lo del radón que no debe de estudiarse, lo de la falta de mantenimiento de las instalaciones deportivas, (que la culpa la tenía toda el pobre Beppi), lo de que nadie podía saber que había minas bajo el Praíco, lo de que nunca ha habido quejas sobre el CAT, la negativa a cumplir la propia ley municipal en el caso de la designación del defensor del vecino, el pabellón fantasma que debía estar construido el febrero pasado, el parque de la Cubana, en el que, en la parte infantil, trabajaron dos días y lo dejaron todo empantanado y en la parte de los mayores directamente no han empezado con la rehabilitación que tenía que estar terminada a mediados de noviembre, la modificación de la licencia de los bares especiales que no se podía hacer y ahora sorpresivamente y no sé cuantos meses tarde sí se puede, … empieza uno a rumiar y se le hace largo el artículo.

En fin, que al final tiene que ser cansado sostenella tanto y enmendalla tan poco.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios