sietediasalhama.com

V/F Así ha sido la visita de los Reyes a la Región de Murcia

Felipe VI y Letizia han visitado la cooperativa hortofrutícola La Carrichosa en Cieza y el Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB) en Murcia

martes 07 de julio de 2020, 19:31h

  • Galería de fotos: Casa Real


  • Galería de fotos: Casa Real


  • Galería de fotos: Casa Real


  • Galería de fotos: Casa Real


  • Galería de fotos: Casa Real


  • Galería de fotos: Casa Real


  • Galería de fotos: Casa Real


  • Galería de fotos: Casa Real


  • Galería de fotos: Casa Real


  • Galería de fotos: Casa Real


  • Galería de fotos: Casa Real


  • Galería de fotos: Casa Real


  • Galería de fotos: Casa Real

Sus Majestades los Reyes han visitado este martes la Región de Murcia la cooperativa hortofrutícola Frutas La Carrichosa, en la localidad de Cieza, y el Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB), situado en la élite de la investigación en España y que desarrolla en sus laboratorios de la capital murciana importantes proyectos científicos contra el COVID-19.

Acompañados por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, don Felipe y doña Letizia han sido recibidos a su llegada a la finca de Frutas La Carrichosa por el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras; el presidente de la Asamblea Regional, Alberto Castillo; el delegado del Gobierno en Murcia, José Vélez; el alcalde de Cieza, Pascual Lucas; el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente del gobierno murciano, Antonio Luengo; y los miembros del Consejo Rector de la cooperativa.

En una carpa junto al edificio de oficinas de la empresa, Sus Majestades los Reyes han asistido a una sesión informativa sobre el sector hortofrutícola en la que también ha participado el presidente de la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (FECOAM), Santiago Martínez Gabarrón.

La visita ha continuado en el interior de la planta de procesado de la cooperativa, en concreto en las líneas de manipulado de uva, antes de dirigirse al campo a las zonas de recogida de peras, melocotones y finalmente de uvas.

Esta cooperativa nació en 2003 gracias a la dedicación de dos empresas de gran tradición familiar: el Puntal Agraria S.A. y Agrícola Pony S.L., unidas para ofrecer un servicio integral y personalizado, directo del campo al consumidor, que incluye el cultivo, manipulación, envasado y comercialización. Actualmente, en asociación con S.A.T Los Melgos, Soto de la Zarzuela S.A. y Olivaricas XXI S.L. se ha ampliado la producción, con 800 hectáreas de cultivo, que se exporta a tres continentes tras nueve meses de producción.
Para ello, Frutas La Carrichosa invierte continuamente en la mejora de sus instalaciones y maquinaria con el fin de aumentar su eficiencia, productividad y calidad de producto. En 2016 se inauguró la última sección de sus instalaciones con una superficie de más de 6.000 m2, una nave principal de 5.000 m2 con dos líneas complementadas con amplios muelles de carga y explanadas para facilitar los accesos, el transporte y distribución.

En 2017 se instaló un moderno sistema de climatización en el almacén, que consigue mantener en todo el área una temperatura constante de 21 grados, lo que permite a los trabajadores manipular la fruta en un ambiente fresco y rompiendo lo mínimo la cadena de frio. Se aplica también sobre la capacidad de almacenamiento en frío con nuevos sistemas para la mejora de la conservación antes y después de su confección.

Cuenta con un calibrador de alta calidad que permite trabajar dos productos a la vez y confeccionar alrededor de 200.000 kilos al día. Además, de forma simultánea trabajan cuatro líneas de cestas dedicadas a confeccionar mallas, flow-packs y termosellado. En la temporada de uva, se activan tres líneas con capacidad para más de 100 manipuladoras trabajando a la vez, mejorando así la frescura con la que cada racimo llega a su destino final.

Esta cooperativa posee un laboratorio propio en el que se toman muestras continuas para analizar y asegurar el seguimiento y certificados de los productos. Se ha implementado también un nuevo sistema informático de trazabilidad y gestión, que ha supuesto una gran inversión y un gran salto en la calidad y organización de la empresa. Además, la empresa señala que destina parte de su esfuerzo y presupuesto a la mejora de la calidad y condiciones laborales del personal, ampliando las zonas y medios de descanso y adaptando los puestos y útiles de trabajo. En estas hectáreas se cultiva melocotón, paraguayo, nectarina, platerina, albaricoque, pera y uva de mesa sin pepita.

La Carrichosa centra la exportación en el Reino Unido y Alemania, además de otros destinos como Francia, Italia, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Grecia, Emiratos Árabes y Singapur. La privilegiada localización en el sureste español permite tener una amplia producción anual, con fincas ubicadas en diversos términos municipales de la Región de Murcia que permiten dividir el territorio en zonas muy tempranas (Alguazas-Archena-San Javier), zonas tempranas (Blanca-Abarán) y zonas semi-tempranas (Cieza-Calasparra).

Con esta distribución se amplían los meses de trabajo y se asegura la recolección de frutas en previsión de posibles catástrofes climáticas. Además, emplean sistemas de malla antigranizo.

La cooperativa está adscrita al plan de agricultura integrada de la UE respetando al máximo el medio ambiente, utilizando métodos poco invasivos hacia la naturaleza y enfocados a reducir los residuos a cero. Un compromiso en el que trabaja para optimizar los medios naturales con variedades menos exigentes en agua y autoinmunes para reducir así de forma global el uso de pesticidas y contaminantes. A esto se añade el papel genético muy importante por el que realiza la reconversión varietal. Frutas la Carrichosa realiza periódicamente estudios sobre la producción y calidad de las diferentes variedades de sus cultivos y sobre las nuevas variedades del mercado.

Por ello, en 2007 se realizó la renovación total de las variedades frutales para adaptarse a las nuevas demandas y para poder llegar a mercados más lejanos. En ese esfuerzo por ofrecer la mayor calidad y ser más competitivos se asoció con destacadas empresas de innovación varietal asentadas en la Región de Murcia, dedicadas a frutas de hueso y de uva de mesa. Frutas La Carrichosa tiene como socios a NOVAMED (Novedades Varietales de Melocotón del Mediterráneto, S.L.) e ITUM (Investigación y Tecnología de Uva de Mesa, S.L.) con los que colabora y trabaja potenciando la unión con las empresas de Murcia que conocen y se adaptan en sus estudios al clima y características de suelo y aguas de la región.

En el caso de la uva de mesa, la cooperativa destaca que las mejoras varietales de sus socios se encuentran en el “top 4” a nivel mundial, lo que brinda a la empresa el acceso a unas variedades exclusivas de alta calidad y permite su cultivo y comercialización.

Tras la visita a la finca de La Carrichosa, los Reyes se han dirigido al Campus de la Salud ubicado en la capital murciana, en el que tiene su sede el Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB).
Este instituto es el resultado de la unión de investigadores del ámbito biosanitario que pertenecen fundamentalmente al Servicio Murciano de Salud (SMS) y a la Universidad de Murcia (UMU). El instituto está enmarcado en un convenio de colaboración entre la Consejería de Salud, la Consejería de Empleo, Investigación y Universidades, el SMS y la UMU. Desde 2015 el IMIB está acreditado como Instituto de Investigación Sanitaria (IIS), un reconocimiento que concede el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) a los centros de excelencia investigadora del Sistema Nacional de Salud (SNS). Recientemente el IMIB ha logrado renovar otros cinco años su inclusión en la élite de los centros de investigación biosanitaria de España.

El núcleo clínico más importante del instituto, donde se desarrolla la mayor actividad clínica e investigadora, es el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca (HCUVA), centro hospitalario de referencia de la Región de Murcia.

Desde su creación y a lo largo de los últimos años, el IMIB se ha consolidado como centro de investigación biosanitaria de excelencia e integrando en su estructura nuevos investigadores y grupos, incrementando notablemente su actividad y producción científica. El instituto cuenta con numerosas colaboraciones con centros y universidades nacionales e internacionales, favoreciendo la movilidad de investigadores y el desarrollo de proyectos colaborativos y redes de investigación.

En la actualidad cuenta con más de 950 investigadores, 51 líderes de grupo, 108 investigadores principales y 90 responsables de ensayos clínicos, organizados en torno a varias áreas temáticas centradas fundamentalmente en oncología, hematología, enfermedades cardiovasculares, digestivas, trasplantes, neurociencias, salud pública-epidemiología y atención primaria, inmunología-genética y enfermedades raras, y biotecnología. Solo durante el año 2019 se publicaron 557 artículos originales y revisiones científicas, el 58,4% de ellos en revistas del primer cuartil (alto impacto), y se realizaron más de 200 ensayos clínicos y 73 tesis doctorales.

Frente a la pandemia actual, grupos de investigación de reconocido prestigio adscritos al IMIB presentaron 20 proyectos de investigación (14 traslacionales y 6 ensayos clínicos) a la convocatoria urgente lanzada por el ISCIII para la lucha científica y tecnológica contra el coronavirus que sufre todo el planeta. Cuatro de estas propuestas consiguieron financiación de ese fondo.

En total, están en estos momentos activos 16 estudios: 4 ensayos clínicos y 3 proyectos traslacionales liderados por el IMIB. Además, sus investigadores participan en otros 9 estudios multicéntricos nacionales y/o internacionales. En los ensayos clínicos destaca el DEFACOVID, Grupo de Trasplante Hematopoyético y Terapia Celular IMIB- HCUVA, primer ensayo clínico del mundo para probar si el defibrotide (DEF) sirve como terapia contra el COVID-19. Está financiado con Fondos COVID-19 del ISCIII con el objetivo de demostrar que el DEF es eficaz y seguro como terapia contra este virus, estimando una reducción de la tasa de mortalidad de un 25%.
Otro de los ensayos es HITRUCO: Grupo de Inmunología e Inmunotolerancia IMIB-Hospital Reina Sofía de Murcia que persigue evaluar la eficacia de la hidroxicloroquina en comparación con hidroxicloroquina y tenofovir/emtricitabina en pacientes con infección por SARS-CoV2 y neumonía grave.

El COLCOVID, Grupo Cardiología Clínica y Experimental IMIB-HCUVA es un estudio aleatorizado, controlado, abierto y pragmático que quiere valorar el beneficio de la colchicina (fármaco contra la gota) en pacientes con COVID-19. Y el cuarto ensayo es el EPICOS, primer ensayo clínico dirigido a prevenir la COVID-19 en profesionales sanitarios. Promovido por el Gobierno de España. Participan 4.000 especialistas de 62 centros de 13 CCAA.
Respecto a los proyectos de investigación financiados por el ISCIII destacan el Estudio de Células Asesinas Naturales, que busca posibles marcadores genéticos a través de las células asesinas naturales (NK) del organismo humano con el fin de poder identificar a las personas más vulnerables al virus; el Estudio Cardiopatía como Factor de Riesgo COVID, para analizar el comportamiento de la infección por el SARS-CoV-2 en pacientes con antecedentes de cardiopatías familiares o de insuficiencia cardíaca; y el Estudio Stop Coronavirus, un proyecto liderado por el Hospital Universitario ‘Doce de Octubre’ de Madrid en el que participa el IMIB para obtener un modelo de predicción que permita guiar e individualizar el abordaje clínico y terapéutico del COVID-19 y mitigar el impacto sanitario y social de la pandemia.

El recorrido de Sus Majestades por el instituto ha incluido el laboratorio de citometría, cultivos, la oficina central de registro de muestras de biobanco, proteómica y cardiología experimental.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios