sietediasalhama.com
El Covid limita este año la excavación en Las Paleras y el Murtal
Ampliar

El Covid limita este año la excavación en Las Paleras y el Murtal

Este mes regresan los campos de trabajo a los yacimientos arqueológicos de Alhama de Murcia, en los que sólo podrán participar 25 personas distribuidas en grupos de 18 y 7 voluntarios, arqueólogos, historiadores y estudiantes de la Región de Murcia. Este año por la situación sanitaria no participarán voluntarios de otras regiones ni menores de 18 años

miércoles 01 de julio de 2020, 15:36h

El lunes 6 de julio comienza una nueva campaña de verano que, bajo la modalidad de campo de trabajo, se va a realizar en los yacimientos del Cabezo de la Fuente del Murtal, excavado en los años 90 con nuevas intervenciones en los años 2018 y 2019, y en el de Las Paleras en el Cerro del Castillo, en el que se vienen realizando actuaciones desde el año 2006.

Este año, las excavaciones arqueológicas se van a desarrollar, con las limitaciones que nos impone la situación actual, con plazas limitadas y con la aplicación de toda la normativa establecida para este período.

Serán 25 participantes en total distribuidos en 18 y 7 voluntarios, arqueólogos, historiadores y estudiantes de la Región de Murcia. Este año por la situación sanitaria no participarán voluntarios de otras regiones ni menores de 18 años.

Las actuaciones que se van a llevar a cabo del 6 al 19 de julio de 2020, están organizadas por el Ayuntamiento de Alhama de Murcia, a través de la concejalía de Cultura y Patrimonio, y cuentan con la colaboración de la Universidad de Murcia, y las autorizaciones de Confederación Hidrográfica del Segura para el caso de El Murtal y la colaboración de la dirección general de Bienes Culturales, para ambas intervenciones.

En el caso del primero de los yacimientos, el Cabezo de la Fuente del Murtal se localiza en la zona de la rambla de Algeciras y su descubrimiento se sitúa durante las obras de construcción de la presa en los años noventa del siglo pasado. La recuperación de los trabajos en este enclave, de alto valor cultural y paisajístico, han vuelto a poner sobre la mesa el alto interés científico que muestra este complejo arqueológico, tanto para el entendimiento de la ciudad protohistórica que se desarrolló en torno a la rambla de Algeciras durante la primera mitad del I milenio a.C., como para la comprensión de las diferentes dinámicas políticas, socioculturales y económicas que afectaron al Sureste ibérico durante el Bronce Final y el Hierro Antiguo. Los nuevos contextos descubiertos en las campañas de los años 2018 y 2019, tanto en el caso de la estructura tipo torreón como los espacios habitacionales, contribuyen a completar nuestro conocimiento sobre la configuración de este asentamiento y proseguir investigando en la continuidad de un núcleo que, tras sufrir importantes transformaciones urbanísticas y diversos procesos de micromovilidad interna, fue capaz de continuar ejerciendo su poder sobre su territorio inmediato en una muestra de gran resiliencia ejercida por esta comunidad. Este año 2020 se continuará en los dos nuevos sectores de ocupación que se adscriben al horizonte protohistórico desarrollado en la primera mitad del primer milenio a.C. en la Rambla de Algeciras y su entorno.

Este proyecto cuenta también con la participación de alumnos de la Universidad de Murcia y está dirigido por el profesor Benjamín Cutillas Victoria, investigador de la Universidad de Murcia y de José Baños Serrano, Arqueólogo del Ayuntamiento de Alhama de Murcia.

En cuanto al segundo yacimiento, Las Paleras en el Cerro del Castillo de Alhama, las excavaciones arqueológicas desarrolladas desde 2006 han aportado una documentación arqueológica excepcional para la época emiral de los siglos VIII al X d. C., período correspondiente a la primera época de la llegada de los musulmanes a la Región de Murcia. El proyecto de investigación que se viene llevando a cabo, ha constatado la existencia de un poblado en altura de la cora de Tudmir, denominación que tenía el antiguo reino de Murcia en los siglos VIII al X. Las excavaciones han ofrecido unos resultados excepcionales, recuperándose una zona superior denominada alcazaba y un poblado amurallado en la zona amesetada del Cerro.

Tanto la arquitectura como los hallazgos materiales, entre los que se incluyen cerámicas, metales, útiles de piedra y restos arqueobotánicos, nos acercan a la vida cotidiana de la comunidad asentada en Alhama en este período y que habitaba un conjunto de viviendas rodeadas por una muralla perimetral que se vienen excavando en el área oeste, centro y norte. El ocaso y abandono del yacimiento hacia el año 950, parece coincidir con un gran incendio documentado en todo el yacimiento.

El Museo Arqueológico de Los Baños cuenta con una vitrina dedicada exclusivamente a los materiales de este período en el que se expone vajilla de cocina, de mesa, de almacenamiento, útiles de piedra, fibras textiles, semillas de trigo y cebada o cuchillos de hierro. El proyecto de investigación está dirigido por José Baños, director del Museo Arqueológico de Los Baños, junto a un gran número de profesionales de diversas disciplinas. El pasado año 2019 se abrió una nueva zona denominada poblado centro que se continuará este año y, especialmente, se van a realizar actuaciones en espacios o habitaciones de viviendas que nos aportan un conjunto de elementos constructivos desde los cimientos, muros, techumbres y todos los útiles de la vida cotidiana del siglo IX.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios