sietediasalhama.com
La Región necesita más políticos como Diego Conesa
Ampliar

La Región necesita más políticos como Diego Conesa

Con su palabra y compromiso ha dado una lección de transparencia, honradez y honestidad, no acogiéndose a los privilegios del aforamiento, para ser tratado como cualquier vecino. Un ejemplo a seguir. Una forma de hacer política que demanda y merece la sociedad murciana

Algo ha de tener Diego Conesa, a tenor del miedo que parece sentir la derecha, tanto la local como la regional, desde el día que decidió entrar en política. Nunca lo ha tenido fácil en su andadura, todavía resuenan en Alhama los ecos de la maniobra que algunos fraguaron y otros trataron de ejecutar el 13 de junio de 2015, cuando los concejales del PP quisieron boicotear, al parecer instigados por los ediles de Ciudadanos, su investidura como alcalde, votando al portavoz de IU.

Aquella operación, para la que ni siquiera consultaron a sus afiliados en el municipio, debió de contar con la autorización expresa de la dirección regional del PP, ya que los autores de aquel bochorno no fueron sancionados, ni recibieron ninguna crítica de sus dirigentes en Murcia.

La maniobra fracasó y Diego Conesa, como cabeza de la lista más votada, fue elegido alcalde.

Cuatro años después, todos podemos recordar cómo el PSRM-PSOE, encabezado por Diego, volvió a ganar las elecciones en la Región de Murcia, después de veinticuatro años de gobiernos del PP. Pero algunos movieron cielo y tierra, y no sabemos cuántas cosas más, para conseguir que Ciudadanos, desdiciéndose de todo lo que había dicho en la campaña electoral, acabase pactando con la extrema derecha para no permitir que el vencedor alcanzase la presidencia de la Comunidad Autónoma.

Como a pesar de todo sigue vivo y con posibilidades de volver a ganar las próximas elecciones regionales, la derecha está intensificando su maquinaria para tratar de apartarle de la vida política. Todos sus intentos hasta ahora han fracasado, por burdos, y por la honestidad y capacidad de trabajo que Diego ha demostrado, tanto en su vida personal como en su etapa política.

Estos días nos encontramos ante otra maniobra, que intuyo que al igual que todas las anteriores, está destinada al fracaso. Pero esta vez, los populares han dado un paso más, ya que no sólo atacan a Diego Conesa, sino que deciden personarse para dilatar el proceso y poner en duda a la justicia.

Estamos ante un asunto conocido, que ya en 2018 fue archivado y que ahora, por un recurso del denunciante, se ha vuelto a reabrir. Están tratando de poner todas las trabas posibles para alargarlo, con la única intención de desgastar políticamente a quien intuyen que puede volver a ganarles las elecciones en 2023 y, esta vez sí, con una mayoría suficiente para gobernar.

Diego, en un ejemplo de transparencia, honestidad y honradez, ha decidido renunciar al privilegio que supone el aforamiento por su condición de diputado y aceptar el ofrecimiento del juzgado número 3 de Totana para acudir voluntariamente a declarar como cualquier otra persona.

Este hecho supone todo un ejemplo y crea un precedente para aquellos cargos públicos que, en no pocas ocasiones, se aferran al aforamiento para entorpecer la labor judicial. Al parecer, esto ha sentado muy mal a los dirigentes del PP murciano, que andan algo desquiciados ante la posibilidad de quedar en evidencia en sus innumerables y próximas citas con los tribunales, amparándose en un privilegio perfectamente prescindible.

La política en general, y la murciana en particular, está necesitada de más servidores públicos como Diego Conesa, con vocación de servicio y no con afán de servirse. Políticos con demostrada capacidad de gestión, tanto en lo privado como en lo público y que, llegado el caso, deciden ser tratados por la justicia como un vecino/a más, sin aprovecharse de las ventajas que pueda ofrecerles el cargo.

Diego Conesa ya demostró, en los tres años que estuvo al frente de la alcaldía de Alhama, su capacidad de liderazgo y de trabajo, en ese tiempo fue capaz de eliminar la deuda que el Ayuntamiento arrastraba de los gobiernos del PP y de impulsar numerosos proyectos para transformar el municipio.

En su etapa como delegado del Gobierno en la Región, también dejó su impronta y marcó una nueva forma de hacer política. Dio solución a los problemas generados por el Partido Popular, como el soterramiento de las vías en la ciudad de Murcia. Su actuación fue determinante en el desbloqueo de los fondos del Gobierno de España para las ayudas por las lluvias del 2016, que el PP tenía parados, y de los que nos vimos beneficiados, además de la Comunidad Autónoma, numerosos municipios.

Como ganador de las elecciones regionales y como líder de la oposición, su actividad no ha sido menor, mostrando una total predisposición a llegar a acuerdos con el Gobierno autonómico para buscar soluciones a los problemas reales de los murcianos. Demostrando que, al igual que tenía un proyecto para Alhama, también lo tiene para la Región de Murcia.

A lo largo de este año tan difícil, sus propuestas para llegar a acuerdos sobre Educación, Sanidad, Servicios Sociales, Agua, y Medio Ambiente, entre otras, han estado siempre presentes en la Asamblea Regional, algunas de ellas aprobadas porque resultaba muy difícil a la derecha justificar su rechazo, al igual que les está resultando complicado argumentar su "no aceptación" al ofrecimiento para consensuar los presupuestos que necesita nuestra Región.

En definitiva, a pesar de todas las zancadillas que le han puesto y que le pondrán sus adversarios, los que le conocemos de cerca sabemos que ni han podido ni podrán desanimarle. Por el contrario, estamos seguros de que seguirá trabajando con las mismas ganas de siempre para conseguir la Región de Murcia que todos merecemos. En una entrevista realizada recientemente en un medio local dijo, refiriéndose al PP: "Me van a soñar". Seguro que lo cumple.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios