sietediasalhama.com
La opinión de un estudiante sobre el tren de cercanías
Ampliar

La opinión de un estudiante sobre el tren de cercanías

Los estudiantes a veces podemos pecar de simplistas y exigentes, pero, ¿es esto malo? Para nada. Los estudiantes queremos ante todo facilidad y puntualidad

Por Sergio Ruiz Martínez
A lo largo de mi vida estudiantil no sé la de veces que he vivido con el miedo de no llegar a clase, de llegar tarde a un examen, de perder una práctica. Miedo que muchas veces se ha hecho realidad. Supongo que ya saben cuál es la ley de Murphy: “todo lo que puede salir mal, saldrá mal”.

Los estudiantes de esta región ya nos habíamos acostumbrado a los retrasos, a las averías periódicas... Y a unos trenes destartalados que, pese al arduo esfuerzo de los encargados de mantenimiento, difícilmente pueden obrar milagros todos los días. Teníamos que tomar nuestras decisiones pensando en esa realidad y gastando en consecuencia la mayor parte de nuestro tiempo en el andén.

Todas las personas de esta región lo saben: las obras se hacen para la llegada del prometido AVE. Como Moisés ante el pueblo de Israel, nos esforzamos en decir desde que tengo uso de consciencia “en unos años llegará el AVE”. Y aquí estoy, en la recta final de mi etapa estudiantil esperando a que llegue. ¿

Pero eso que nos importa a los estudiantes? Quiero decir, quitando a los que estudian en otras comunidades y no quieren tardar de ocho a diez horas para llegar a cualquier lugar más lejos de Valencia, ¿de qué me sirve a mí, estudiante de la Región de Murcia, que quiere ir de su pueblo a Murcia o Lorca? Pues de mucho, la llegada del AVE también supone el reacondicionamiento de las vías y el cambio de los trenes de cercanías por nuevos modelos. Lo que supondrá una reducción de 30 minutos el tiempo empleado actualmente en el trayecto Águilas-Murcia y del empleo de la palabra favorita de un estudiante que usa el transporte público “puntualidad”.

Parar la línea entera en su totalidad durante tres años para poder conseguir un progreso más que sustancial en nuestra región es un precio que estoy dispuesto a pagar. Y es verdad que es el tiempo que dura un curso y medio de una formación profesional. Y también casi un grado universitario entero. Sin embargo, la alternativa es peor, seguir con las obras a tramos sería extender aún más el problema. Y, además, dejar sin servicio a determinadas poblaciones durante periodos de tiempo mucho mayores. No hablamos de dejar sin tren a una promoción, hablaríamos de seguir perjudicando a tres, cuatro e incluso cinco promociones más.

El Gobierno de España va a invertir unos 3.000 mil millones de euros en nuestra Región para modernizar toda la red ferroviaria y trenes durante los próximos años, siendo esta la mayor inversión en nuestra región en infraestructuras de nuestra historia democrática. Semejante obra e inversión va a proporcionar los recursos necesarios para acabar las obras en el menor tiempo posible. ¿Qué necesidad hay de dilatar en el tiempo las obras y sus consecuentes molestias?

Y, por último. ¿Cuál es el verdadero problema de la parada para los estudiantes si ADIF ha puesto en marcha un sistema de transporte alternativo con las mismas rutas y horarios en autobús? Más aun, en casos como Alhama de Murcia donde existe autobuses directos Alhama-Murcia

El progreso es inevitable en esta región y debemos alcanzarlo lo antes posible.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios