sietediasalhama.com
Las puertas del infierno
Ampliar

Las puertas del infierno

Están los ángeles como Luna y los demonios como la fundadora del partido de ultraderecha, Cristina Seguí, con un tuit polémico sobre la ayuda de Luna al chico subsahariano. Sencillamente, demencial

El infierno, es según la tradición cristiana, el lugar donde los condenados sufren.

Viendo estos días las imágenes de cientos de inmigrantes intentando entrar en nuestro país arriesgando sus vidas, menores y niños en su mayoría, me viene a la mente el infierno que han tenido que pasar en sus países de origen para arriesgar sus vidas de esa manera.

Pocas imágenes reflejan la decadencia en la que vivimos al ver en el telediario como nuestros cuerpos de seguridad del estado se lanzan al agua para rescatar a recién nacidos, o como voluntarios de la cruz roja abrazan a otro ser humano, intentando así mitigar su sufrimiento.

Estoy más que convencida de que si existe un infierno, no hay que ir muy lejos para verlo. Está en la frontera sur de nuestro país.

A diario, el Mar Mediterráneo se cobra la vida de personas, que se arriesgan a llegar a nuestro país buscando un futuro mejor para ellos y para sus familias.

Guerras, hambre, pobreza extrema y violación de derechos humanos empujan a miles de personas todos los años a intentar llegar a las costas europeas, como si con ello su calvario terminara, imaginando que aquí su vida será mejor.

Y en ese infierno en el que se convierten las fronteras donde están los ángeles que desinteresadamente ayudan y entregan su tiempo y trabajo a los demás.

Luna Reyes, para mi es una ángel, que sin dudarlo en ningún momento corre a socorrer y abrazar al joven subsahariano, tomando así la decisión más humana y solidaria que he visto en mucho tiempo.

Sé que hay más ángeles , muchas más personas como Luna que viven por y para ayudar a los demás y ese es y será, quizá nuestra salvación como sociedad.

Luna Reyes es el espejo donde debemos mirarnos, es el ángel que nuestra sociedad necesita y un ejemplo de humanidad que tiende su mano, abraza y ayuda a quien más lo necesita.

Por cierto, están los ángeles como Luna y los demonios como la fundadora del partido de ultraderecha, Cristina Seguí, con un tuit polémico sobre la ayuda de Luna al chico subsahariano. Sencillamente, demencial.

Post data

Tremendamente orgullosa del trabajo que realizan nuestros cuerpos de seguridad del estado y las ONG que trabajan para ayudar a quien más lo necesita.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios