sietediasalhama.com
Tres patas para un banco
Ampliar

Tres patas para un banco

Hay impedimentos fisiológicos para que cuando le explicas a alguien algo que está en contra de sus creencias, pueda entenderlo. Su cerebro, simplemente, se resiste a procesarlo como verdad

Hace un par de días, una amiga me contaba sobre la interesante tesis que le había expuesto un brillante alumno sevillano, “Cuando las conclusiones lógicas van en contra de las creencias, un estudio de la respuesta electrofisiológica”.

El experimento que había llevado a cabo era bastante ingenioso. Se colocan sensores en los sujetos de estudio que miden la actividad eléctrica en distintas zonas del cerebro, se les hace leer distintos tipos de razonamientos, y se miden las respuestas.

Había dos tipos de premisas, las válidas (todos los niños tienen derechos) y las inválidas, (Todas las rubias son tontas). Los sujetos tenían que leer afirmaciones del tipo “todos los niños tienen derechos, Pepito es un niño, luego Pepito tiene derechos”, “los ratones son roedores, luego los ratones tienen derechos”, “Luci es rubia, luego Luci es tonta”).

Lo sorprendente es que cuando enunciamos algo con lo que no estamos de acuerdo, la imagen eléctrica de nuestro cerebro a sus consecuencias lógicas (Luci es tonta) es la misma que tiene cuando decimos algo ilógico (Los ratones tienen derechos).

La investigación de este chico viene a demostrar que hay impedimentos fisiológicos para que cuando le explicas a alguien algo que está en contra de sus creencias, pueda entenderlo. Su cerebro, simplemente, se resiste a procesarlo como verdad.

SI usted está intentando explicarle a alguien en Facebook el funcionamiento de la vacuna de Pfizer y que no es terapia génica y no altera ni puede alterar el ADN celular, o el disparate que ha supuesto el que VOX se abstenga, aprobando así el decreto ley del reparto de los fondos europeos a dedo y convirtiéndose de facto en la tercera pata, junto a Podemos y Bildu, que sostiene el banco del PSOE y concretamente a Sánchez, procure tenerlo en mente. No es culpa suya, es fisiológico.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios