sietediasalhama.com
La ilusión de volver
Ampliar

La ilusión de volver

Esperamos que esta Feria 2021 haya estado a la altura de las expectativas de la gran mayoría de vecinos y vecinas de Alhama, y que hayan servido para recobrar la ilusión que, en cierto modo, habíamos dejado olvidada por el camino, pues así hemos intentado que fuera

Cuando planteamos la posibilidad, desde la concejalía de Festejos, de llevar a cabo una programación de actividades para la celebración de la Feria de octubre era inevitable que, a su vez, un sentimiento de alegría y de temor nos acompañara a cada paso que dábamos. El camino no ha sido fácil. Todo en lo que estábamos trabajando podía tambalearse de una semana a la otra, ya que la situación sanitaria que venimos arrastrando hace que el número de casos de contagios por el virus varie con facilidad, y con él cambien también las restricciones.

Esa incertidumbre, a la que hemos estado supeditados en todo momento, ha hecho que en estos últimos meses el trabajo se haya visto duplicado, incluso teniendo que responder a cambios de última hora. Algo que no habría sido posible sin la implicación que han demostrado todos los trabajadores de Ayuntamiento, una labor que quiero destacar.

Nuestras fiestas son fundamentalmente para el disfrute de los alhameños y las alhameñas, que son los verdaderos protagonistas de la programación, incluso de la toma de decisiones. Por ello, desde el primer momento hemos estado abiertos a todas las propuestas de peñas, asociaciones, grupos, bares, locales y entidades que han querido formar parte de esta feria 2021, tan especial como atípica.

En esa misma línea hemos querido también poner en valor el sello local, animando a los artistas alhameños a que dieran rienda suelta a su talento y mostrarlo ante el público.

La selección de las actividades que hemos realizado a lo largo de estas dos semanas perseguía un mismo fin: dar cabida y atraer a todo tipo de personas. Desde los conciertos en la feria de día y los espectáculos nocturnos en el centro del pueblo, pasando por la exhibición de gimnasia rítmica y de trial bici, las actividades deportivas, el festival de folklore y el de bandas de música, exposiciones… siempre con la mirada puesta en que su realización se ajustara a las normas de seguridad.

Uno de los pilares fundamentales de nuestras fiestas es el sector de la hostelería. Conscientes de la difícil situación que han atravesado los hosteleros durante estos meses atrás, no hemos dudado en escucharlos, apoyarlos y ofrecerles todas las facilidades que han estado en nuestra mano. A petición de ellos mismos, habilitamos el lugar tradicional de montaje de los chiringuitos -que en este año declinaron su participación- para poder ofrecer un mejor servicio en la feria de día, acorde a las actuales normativas. También ampliamos el horario de cierre, tanto en el recinto como en los locales y terrazas, permitiéndoles poner música para amenizar el ambiente.

Plantear un espacio seguro y, a la vez, preparado para que los más pequeños pudieran disfrutar de estas fechas no ha sido una tarea fácil. Traer las atracciones de feria ha implicado mucho esfuerzo, pues hemos tenido que diseñar un plan que velara por el cumplimiento de las normas sanitarias y la seguridad de todos. De tal modo que realizamos un estudio para fijar el aforo, tanto del recinto ferial como del resto de los espacios habilitados. Así, planteamos la disposición de cuatro accesos diferentes para evitar aglomeraciones, reforzados con la presencia de seguridad privada que controlaba la entrada y la salida de las personas y dotados de material de desinfección. En total, el recinto ferial podía acoger hasta un máximo de 3.000 personas.

El Ayuntamiento tiene muy presente que ningún vecino se quede atrás, sean cuales sean sus capacidades, por eso este año hemos ampliado las horas sin ruido en atención a las personas con autismo y queremos que cada año se vaya incrementando un poco más. De la misma manera, venimos trabajando en la mejora de la accesibilidad para las personas con movilidad reducida.

Para finalizar, solo me falta dar las gracias por el excelente comportamiento que han tenido todos los vecinos y vecinas. Tras un largo periodo de sinsabores y de restricciones en todos los sentidos, volver a vivir lo más parecido a unas fiestas prepandemia y hacerlo con el respeto y la responsabilidad con la que ha actuado la población es digno de admirar. También quiero destacar la espléndida labor de los voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja, así como de todos y cada uno de los trabajadores de las empresas que prestan sus servicios al Consistorio, y que día tras día demuestran una gran profesionalidad.

Asimismo, quería pedir disculpas por los errores y molestias que se hayan producido derivados de llevar a cabo unas fiestas de esta envergadura dentro del casco urbano. Aun así, esperamos que esta Feria 2021 haya estado a la altura de las expectativas de la gran mayoría de vecinos y vecinas de Alhama, y que hayan servido para recobrar la ilusión que, en cierto modo, habíamos dejado olvidada por el camino, pues así hemos intentado que fuera.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios