sietediasalhama.com
Agua para todos
Ampliar

Agua para todos

Antes de continuar con este artículo aclarar que no lo escribo en clave política (aunque en parte todo sea político), tal vez lo más acertado sea decir que no lo escribo de forma partidista, sino simplemente como un alhameño más

Por Antonio García Martínez

Si por algo se caracteriza el verano es porque todo se desmadra un poco, incluso en tiempos de pandemia. Cuando llega el verano los horarios no son tan serios, todos nos relajamos un poco (incluso quienes seguimos trabajando y/o estudiando), nos vemos más y nos reunimos con nuestros seres queridos, incluso los que vienen de lejos, siempre con todas las medidas de seguridad posibles. Eso sí, en lo más básico no podemos dejar que la cosa se desmadre.

Antes de continuar con este artículo aclarar que no lo escribo en clave política (aunque en parte todo sea político), tal vez lo más acertado sea decir que no lo escribo de forma partidista, sino simplemente como un alhameño más.

Este jueves 22 de julio, mientras que planchaba de madrugada (porque la factura de la luz luego nos da un susto), me sorprendía un murmullo suave pero constante que entraba desde mi ventana y para mi sorpresa no era otra cosa que otro reventón de las tuberías que se están instalando estos días en la calle Florencio Javaloy. Tras un caluroso día en el que ya se había cortado el agua por otra rotura en el mismo sitio, dejando a un número nada despreciable de hogares sin agua, los vecinos veíamos como el provisional apaño que se hizo el día 21 por la tarde reventaba, y adelantaba el corte previsto para el día siguiente a esa misma noche.

Poca gracia le tuvo que hacer a todos los trabajadores que esa noche volviesen a sus casas ansiando una ducha o a los padres y madres que tuviesen esa noche u hoy mismo para asear y refrescar a sus hijos… Y por si fuese poco después del corte nada pasó, se apartó el tráfico y el agua dejó de brotar unos 10 minutos después, secándose rápidamente en el asfalto que todavía estaba caliente. Ni se retomaron las obras por la emergencia y el calor que hace estos días, ni un simple apaño, ni un simple aviso en redes sociales por parte de las autoridades competentes, nada…

No creo que seamos un pueblo endeudado o desfavorecido hasta el punto de no saber dar un servicio rápido y óptimo en este tipo de asuntos, en algo tan básico como el agua que no es que paguemos barata. Por otra parte creo que si no se estuviesen haciendo obras a troche y moche y se emplease el dinero en infraestructuras que realmente necesitan renovaciones tampoco tendríamos tantos quebraderos de cabeza, que nos gustan mucho las plataformas únicas mientras que otras calles no tan céntricas están en estado crítico. Aunque está claro que esto es un planteamiento muy personal para incluirse aquí.

Y hasta aquí el artículo de esta semana, suavecito y fresco (cuando hay agua todavía más), en consonancia con las bebidas y comidas de verano, así que a hidratarse, comer bien y a disfrutar el verano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios