sietediasalhama.com
Dejen ya de jugar con lo que es de todos

Dejen ya de jugar con lo que es de todos

Lo sucedido en el Ayuntamiento de Murcia parece ser la primera piedra de la nueva política educativa de la Comunidad Autónoma, consistente en dar la nota para evitar que se hable de los problemas que realmente aquejan a la enseñanza en una región con los más altos índices de fracaso escolar

A punto está de acabar un curso escolar caótico en el mas amplio sentido de la palabra, y no sólo por los problemas ocasionados por la pandemia. Muchas son las carencias que tiene la educación en nuestra región, algo que no parece preocupar ni lo mas mínimo al gobierno de López Miras y sus socios ultraderechistas y tránsfugas.

A estas alturas la Consejería de Educación, dirigida por la casi invisible expulsada de Vox Mabel Campuzano, ya tenía que tener planificado el próximo curso, pero parece que el asunto tendrá que quedar para mejor ocasión. El orden de prioridades de la derecha murciana parece ser otro, como bien demostraron la semana pasada en el ayuntamiento de la capital, donde la ultraderecha, con el apoyo de PP y Ciudadanos, ha dejado muy claras cuales son sus prioridades.

Es muy evidente que sus ‘preocupaciones’ no pasan por aumentar el número de profesores para poder bajar las ratios de alumnos/as por aula, ni incrementar las dotaciones económicas y materiales a los centros para que estén en mejores condiciones para impartir una enseñanza de calidad y dejar de ser la región con mayor índice de fracaso escolar.

Lo que si hay que reconocerle al Gobierno de la Comunidad Autónoma es su inagotable capacidad para publicitar sus ocurrencias y dar la nota tratando de evitar que se hable de los problemas reales que aquejan a la mayoría de la población. Lo sucedido en el Ayuntamiento de Murcia parece ser la primera piedra de su nueva política educativa, piden que se coloque la bandera de España en todos los colegios del municipio, algo que viene a demostrar el profundo desconocimiento que los concejales de la derecha parecen tener de los centros, porque hasta donde yo sé las banderas de España, de la comunidad y de la ciudad ondean en todos los centros públicos, y si en alguno faltan será por dejadez de los que hasta hace unas pocas semanas mandaban en el Consistorio murciano.

La siguiente propuesta es la de hacer sonar todas las mañanas el himno nacional en todos los centros educativos, menos mal que no han pedido que el alumnado tenga que escuchar la Marcha de Granaderos en posición de firme cara al sol, con la camisa nueva y brazo en alto.

Y, para terminar, quieren que en todas y cada una de las aulas se coloque una foto del Rey, aunque no han especificado si Felipe VI habría de lucir uniforme militar o podría vestir de paisano. Tampoco han especificado las medidas que habría de tener el retrato. O igual les pasa como en la inauguración del aeropuerto de Corvera cuando el actual monarca destapó la placa, que ponía: ‘Su Majestad el Rey inauguró el Aeropuerto Internacional Región de Murcia’. Pero no decía qué Rey.

En definitiva, medidas todas de vital importancia -como se puede ver- para mejorar la calidad de la enseñanza en la Región, para luego, una vez demostrada su eficacia, poder exportarlas al resto del territorio nacional. Lo que tampoco han aclarado es qué partida piensan reducir para sacar el dinero necesario para comprar los equipos de megafonía para hacer sonar el himno, ni a que empresa le piensan encargar los retratos del monarca.

Y para que conste, ni yo ni ningún socialista tenemos ningún problema con el himno, ni con el Rey, y mucho menos con la bandera de España, que por mucho que la derecha quiera apropiársela en exclusiva, es y nos representa a todos y a todas. Así que, señores y señoras de la derecha, dejen ya de jugar a batallas pasadas y de manosear lo público, y preocúpense de atender las verdaderas necesidades de nuestra educación, que no son pocas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios